Hoy hablo de la Felicidad

La felicidad. Un tópico para unos y una realidad para otros, donde nos preguntamos:

¿ Por qué unas personas son felices con cualquier cosa, y otras no pueden serlo a pesar de tenerlo todo?

¿La respuesta? Simplemente porque se nace con una predisposición a la felicidad.

¿Se puede aprender a ser feliz?

Si. Durante nuestra vida aprendemos a ser felices o a ser infelices.

Todo comienza en la etapa de nuestra niñez, donde no somos consientes de ese aprendizajes diario, que nos inculcan  los adultos, mediante sus comportamientos ante la vida; dejándonos sus manías, defectos y/o virtudes.

Si nuestros padres, o al menos uno de ellos, viven quejándose, fijándose sólo en el aspecto negativo de las cosas, sintiéndose derrotados o agobiados ante los problemas y dificultades, lo aprendemos y lo desarrollamos a lo largo de nuestra vida.  Del mismo modo, si son felices, positivos, sonrientes, emprendedores, luchadores… nosotros seremos iguales.

No olvidemos que los niños son unos imitadores natos. Así que nos enseñarle a ser felices, en gran parte,  depende de nosotros.

shutterstock_536409352

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *