Hoy hablo de la nieve, esos pequeños cristales de hielo caídos del cielo en Madrid

Un día para escribir, para pensar en la poesía, es cincel y piedra del tiempo, es lo único que puede desgarrar al tiempo, decirle “no sucedas”.

Es testimonio incompleto, pero fiel de lo que sigue siendo, si no aquí… allá. Otro ha cruzado el umbral y no imagina la salida ni la forma de ésta. Por lo pronto, a ti te queda la piedra, que como monolito entre la hierba, te recuerda que alguna vez pasaste por ahí, que cruzaste el umbral y que quizá… sólo quizá, nunca más vuelvas a pasar.

Y es que hoy, es  uno de esos días que te inspiran, que te hacen pensar, valorar, sonreír, respirar con más fuerza que nunca, suspirar…hoy es un día frio, pero no como otro cualquiera del frío invierno, hoy día 5 de febrero, hemos despertado con el blanco paisaje que nos ha ofrecido Madrid, gracias al temporal de nieve.

Además de traer preciosos paisajes consigo, la nieve  ha provocado numeras retenciones en diferentes carreteras de Madrid, pero ello no ha sido suficiente para borrar la sonrisa de los madrileños al ver cada copo caer y acariciar sus fríos rostros, ya que en la capital nos encontramos a 0º.

Disfrutad como niños de esta bonita estampa.

Que bonito es Madrid, teñido de blanco, ¿verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *